Joan Vílchez-PSICÓLOGO–SEXÓLOGO-PSICOTERAPEUTA en Valencia-Psicoterapia Breve Caracteroanalítica / Teresa Maestre- Estrellitas

La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica (PBC)

Share Button

La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica (PBC).

 

Resumen de Javier Torró y Joan Vílchez.

 

Escuela Española de Terapia Reichiana  (Es.Te.R.).

 

La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica (PBC) es una psicoterapia de orientación psicocorporal, desarrollada desde 1980 por Xavier Serrano y sus colaboradores en la Escuela Española de Terapia Reichiana (Es.Te.R.), que mediante un tratamiento breve y focalizado, pretende la curación de síntomas y la resolución de conflictos, que el/la paciente alivie su sufrimiento y que recupere dinámicas vitales más saludables lo más pronto posible.

La PBC, además de incluir aportaciones de otras psicoterapias breves, tiene su base principal en la terapia profunda de Wilhelm Reich, la Vegetoterapia Caracteroanalítica, aunque al ser un modelo breve, puede aplicarse a nivel público (en centros de salud, hospitales, ambulatorios) y a nivel privado, en los casos en que por diversas circunstancias (motivación, grado de implicación personal, posibilidades de afrontar el compromiso económico y temporal), sea más viable un abordaje breve y focal que uno prolongado y profundo.

APLICACIONES

El encuadre de la PBC tiene una gran efectividad en el tratamiento de muchos problemas y psicopatologías actuales, ya que además de generar cambios positivos en los síntomas, el/la paciente mejora la comprensión de su forma de funcionar y del cómo le afecta su realidad psicosocial, lo cual le permite la autogestión de su salud y previene las recaídas.

La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica es una alternativa real  a la utilización de psicofármacos que, en muchos casos, en vez de solucionar, lo que hacen es cronificar las patologías y crear dependencia. También es una alternativa a las técnicas conductistas, que al ser aplicadas mecánicamente generan recaídas, en vez de comprender y resolver el sufrimiento emocional y reactivar las capacidades terapéuticas de la propia persona.

La aplicación de la PBC resulta muy útil, eficaz y beneficiosa en múltiples casos:

– En los trastornos psicológicos, como estados de ansiedad, estados depresivos, pérdidas y duelos patológicos, estrés postraumático, crisis de pánico, anorexia, bulimia, brotes psicóticos, fobias, intentos de suicidios, impulsos agresivos, adicciones, bloqueos emocionales, problemas en las relaciones y en la mayoría de psicopatologías.

– En las disfunciones sexuales, como trastornos del deseo, impotencia, eyaculación precoz, anorgasmia, vaginismo, dispareunia, insatisfacción sexual, etc.

– En los conflictos de pareja y familia, como la dependencia emocional, celos, incomunicación, violencia de género, crisis familiares, separaciones, procesos de adopción, conflictos por los estudios o el trabajo. – En los trastornos psicosomáticos como el insomnio, migrañas, colon irritable, las cefaleas o dolores cervicales y lumbares, etc.

OBJETIVOS 

– Aliviar el sufrimiento psíquico, emocional y, en ocasiones, el sufrimiento físico.

– Flexibilizar algunos rasgos de carácter y/o fortalecer otros, para que el/la paciente recupere el equilibrio de su estructura caracterial. Así será más capaz de gestionar sus defensas y sus recursos psíquicos y atender a sus necesidades.

– Facilitar a la persona herramientas que le permitan ser más dueña de su vida, mejorando su percepción de la realidad, actualizando la autopercepción de su imagen corporal y mejorando el conocimiento de sus funciones somáticas-vegetativas, emocionales y psíquicas.

– Reducir el grado de contracción del sistema nervioso vegetativo y el miedo nuclear, favoreciendo la emotividad y la capacidad de expresión de los afectos.

– Favorecer a nivel dinámico el contacto con la realidad externa e interna del/la paciente, con su yo real, comprender la lógica de los síntomas y la relación que tienen con sus procesos psicológicos y corporales.

– Reducir el estado de alienación al que se ve sometida la persona en este sistema social, fomentando la posición activa de la persona ante su enfermedad y sus conflictos.

ENCUADRE

La duración media del proceso suele ser de 4 a 6 meses, con una sesión semanal de 50 minutos.

Durante la sesión se combina un tiempo donde paciente y terapeuta están sentados frente a frente, utilizando la palabra como herramienta analítica, y otro tiempo donde el/la paciente se tumba en el diván y realiza ciertos actings, movimientos expresivos que permiten la conexión con el cuerpo y la comprensión de lo que se siente.

Mientras, el /la terapeuta permanece sentado al lado del diván, observando las respuestas corporales y al acabar la realización del acting dialoga con el/la paciente acerca de lo que ha sentido y pensado, clarificando el carácter, es decir, la forma habitual de funcionar y propiciando las alternativas de cambio.

Se trata de un proceso psicoterapéutico y no de una aplicación mecánica de técnicas terapéuticas, pues es importante que el/la paciente tenga una posición activa, investigando las causas de su malestar, con una visión crítica sobre su realidad personal, actual e histórica.

También el/la psicoterapeuta ha de tener una posición activa facilitando la relación terapéutica, respetando el ritmo del/la paciente y utilizando las herramientas terapéuticas adecuadas para ayudar al/la paciente en su proceso de evolución personal.

El Diagnóstico Inicial Diferencial Estructural (DIDE)

Empezamos el proceso terapéutico realizando una Evaluación diagnóstica, durante las dos primeras sesiones, que nos permite distinguir la estructura de carácter del/la paciente, es decir, aproximarnos a su patrón de organización particular, que abarca la realidad global de la persona: su forma de percibir, de sentir, de pensar, de expresar sus afectos, de dirigir sus pulsiones, de comprender las manifestaciones de su cuerpo o  de interpretar la lógica de sus síntomas.

El DIDE es conjunto de pruebas que nos permite recoger información sobre:

– la predisposición constitucional,

– el metabolismo bioenergético,

– las relaciones afectivas históricas y los rasgos de carácter,

– los bloqueos y tensiones musculares,

– el funcionamiento neurovegetativo, perceptivo y somático,

– la realidad actual, familiar, laboral, afectivo-sexual y los síntomas clínicos.

El CONTRATO TERAPÉUTICO

Esta información nos permite, además de comprender la estructura de carácter del/la paciente, elaborar un pronóstico que oriente la actuación terapéutica. A partir de ahí, acordamos los objetivos del proceso y establecemos el contrato terapéutico, que es un acuerdo verbal explícito entre paciente y terapeuta para concretar las condiciones de la terapia, pactar el número de sesiones a realizar, la periodicidad de las mismas, los honorarios, etc., creando una alianza terapéutica.

Se le comunica al/la paciente lo que llamamos la “hipótesis psicodinámica inicial”, que es una explicación aproximada de la relación que puede haber entre los síntomas que presenta y su historia personal.

EL FOCO CARACTERIAL

Cada estructura de carácter humana genera una forma específica de relacionarse con el mundo y de regular su economía energética. Cuando hay un disturbio, encontramos un cierto rasgo de carácter que, por exceso o por defecto, está desestabilizando la organización interna de esa estructura de carácter.El síntoma es el reflejo de esa desestabilización en el cuerpo.

Ese rasgo de carácter dominante será el foco y sobre él se centrará el proceso de la Psicoterapia Breve Caracteroanalítica. Modulando ese rasgo caracterial recuperamos la estabilidad de la estructura y aliviamos o eliminamos los síntomas.

Al mismo tiempo, conociendo las variables que han influido en la relevancia o en la ausencia de ese rasgo, fortalecemos el yo. El/la paciente toma conciencia de su sistema defensivo y se va a poder autorregular, siendo así menos esclavo de sí mismo y de las circunstancias y más protagonista de su salud y de su vida.

LA RELACIÓN TERAPÉUTICA

Al estar en un proceso terapéutico breve, de tiempo limitado, evitamos que se consoliden desplazamientos afectivos a la figura del/la psicoterapeuta, para que no se asiente la “neurosis transferencial” y para ello analizamos de forma rápida las reacciones transferenciales, sueños y actitudes que van apareciendo.

Utilizamos el “triángulo terapéutico”: relacionamos la forma de funcionar del/la paciente en su historia, con lo que le está ocurriendo en su vida actual y con lo que vive en la relación terapéutica, comprendiendo las coincidencias. Con ello reblandecemos el carácter y flexibilizamos la coraza defensiva.

Aplicamos la Psicoterapia Breve Caracteroanalítica de forma diferente con cada paciente, en función de la estructura de carácter que tenga, siendo también diferente la forma de estar y de relacionarse el/la psicoterapeuta con cada paciente.Buscamos comprender y acompañar al/la paciente, aceptar sus particularidades, entender la lógica de sus síntomas e intuir y realizar la mejor actuación terapéutica posible.

Al ser un encuadre breve, la actuación del/la terapeuta es más activa que en la Vegetoterapia (terapia profunda), facilitando una experiencia emocional reparadora. Al llevar con la persona un comportamiento diferente al que llevaron sus padres con ella en su historia, se tiene la posibilidad de vivir lo no vivido en un espacio permisivo, transformando esa influencia emocional histórica.

LOS “ACTINGS

Son movimientos corporales expresivos, con una incidencia neuromuscular, que se proponen al/la paciente para que los realice en el diván, a su ritmo y manera personal.

Estas herramientas ya comenzó a utilizarlas Wilhelm Reich con la finalidad de desbloquear progresivamente los segmentos de la coraza neuromuscular. Descubrió que ese desbloqueo corporal, junto al análisis del carácter, facilitaba la emergencia de las emociones y del darse cuenta (“insight”), creando así la Vegetoterapia Caracteroanalítica. Posteriormente fue Federico Navarro, junto con Ola Raknes, quienes desarrollaron los actings que se usan en la actualidad.

En la Psicoterapia Breve Caracteroanalítica, se combina el trabajo verbal con la realización de ciertos actings en el diván, en función de la estructura de carácter de la persona y de la fase del tratamiento.

El/la psicoterapeuta propone al/la paciente la realización del acting y el/la paciente, en contacto con sus sensaciones corporales y con las imágenes que aparezcan en su mente, lo realiza durante un tiempo aproximado de entre 5 a 8 minutos. Al finalizar el acting, teniendo en cuenta la técnica analítica de la asociación libre, el/la paciente comentará lo que recuerda que pasó por su mente durante ese tiempo, las sensaciones corporales que experimentó y el estado emocional en que se encuentra o lo que vivió durante la realización del acting.

Debido a que el tiempo de duración del acting en la PBC es menor que en la Vegetoterapia, la estimulación neuromuscular sólo afecta a las vías sensoriales, permitiendo una ampliación de la percepción y comprensión de lo que acontece en su interior. Es decir, la descarga de la tensión muscular periférica, aumenta la capacidad de darse cuenta del paciente, sin desestructurar el sistema defensivo y le permite tomar conciencia de su cuerpo. También resulta interesante a nivel analítico lo que el/la psicoterapeuta ha percibido o experimentado, que recibe el nombre de contratransferencia. Todo ello se utiliza como material terapéutico para su elaboración junto al/la paciente, dentro de una relación de confianza y sinceridad.

EL GRUPO

El proceso individual se complementa, en algunos casos, con la terapia en grupo, con sesiones de dos horas, cada quince días, de tres a cinco meses de duración.

Se utiliza sobre todo la palabra, facilitando la toma de conciencia de la forma de funcionar en lo social, de los roles sexuales, la diferencia entre percepción y autopercepción, viendo cómo se usa el imaginario para evitar el contacto directo con la otra persona, la posición ante la autoridad, las conductas caracteriales reflejadas en posturas sociales (narcisistas, fálicas, masoquistas, histéricas, compulsivas, etc.).

La actuación terapéutica es estructurante, facilitando la libre manifestación de opiniones y formas de sentir hacia los demás, la relación e interacción grupal, el asumir cada cual el propio espacio, responsabilidad y autonomía, contando con el apoyo del grupo para mejorar y cambiar.  

La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica de PAREJA

En base a la experiencia de abordaje de los conflictos de parejas y familias, donde la asistencia preventiva, la mediación y la psicoterapia están presentes, Xavier Serrano ha ido elaborando, desde un enfoque ecológico de los sistemas humanos, la Psicoterapia Breve Caracteroanalítica de Pareja.

El eje del tratamiento es la relación que se establece en la pareja, que está mediatizada por la estructura y los rasgos de carácter de cada miembro, y que condiciona la conducta y la forma de relación, dando lugar a una “estructura de pareja” particular, con sus propias leyes de funcionamiento, siendo éste el foco de atención del tratamiento.

Consideramos a la pareja como el espacio vital que se constituye cuando dos personas llevan un tiempo de relación y convivencia, manteniendo un lazo amoroso-sexual y un proyecto común. La dinámica interna de la pareja va a estar condicionada por el ecosistema social en que se encuentra. Son importantes:

– las condiciones históricas de las dos personas que la constituyen, sus experiencias anteriores y su biografía, en particular sus experiencias con la madre o persona sustituta y su sistema familiar.

– las condiciones actuales en las que se desarrolla la pareja.

Es frecuente que los conflictos de pareja, entre otros muchos factores, comiencen o aumenten con el embarazo y/o la llegada de l@s hij@s, que alteran el equilibrio del sistema. En otras parejas, por el contrario, los conflictos se manifiestan cuando el foco de atención ya no son l@s hij@s, que han crecido y la pareja se encuentra con su realidad.

Las variables que reflejan el patrón de organización caracterial de cada pareja y por tanto, los focos de atención de nuestra intervención son:

– La comunicación verbal y no verbal.

– El manejo de las pulsiones: las formas en que vehiculizan y gestionan la agresividad, los celos, los temores e inseguridades, etc.

– La sexualidad y los afectos, los roles sexuales, fantasías, formas de seducción, placer.

– La gestión de lo cotidiano y los proyectos: el reparto de tareas, los roles, la economía, la limpieza, etc. y las perspectivas de futuro.

En el encuadre de la PBC de pareja, el objetivo general es aprovechar la crisis para comprender las causas que la provocan, tomando más conciencia de la realidad, para poder gestionarla mejor.

La metodología clínica utilizada es similar a la PBC individual, aunque con variantes. En vez de actings en el diván, proponemos que la pareja realice una serie de técnicas entre ellos (cognitivas, psicocorporales, psicodramáticas, etc.), siendo observados por el/la terapeuta. A través de lo cual emerge el factor real de la crisis, más allá de los motivos o síntomas que manifiestan como demanda clínica. Y se dinamizan aspectos de la relación que se pueden luego aplicar a la vida cotidiana.

Se inicia el tratamiento, considerando que “el paciente” es la pareja, más que los miembros que la integran. Acompañamos a la pareja en su proceso, facilitando la toma de conciencia de los hechos, pero sin juzgar, ya que la responsabilidad en la toma de decisiones es de la pareja, evitando que el/la terapeuta sea el centro de atención.

Proponemos una serie de tareas a la pareja, entre sesión y sesión, siendo importante no sólo el contenido, sino también la forma de realizarlas, ya que nos muestran sus rasgos caracteriales. Se aplica una estrategia caracteroanalítica aplicada al sistema de pareja, para ir entendiendo la lógica que subyace al aparente caos.

Junto al esclarecimiento de los conflictos, se utilizan técnicas integradoras. Se va asimilando lo aprendido y se aplican y evidencian los cambios en la vida cotidiana de la pareja. Es el momento en que la pareja toma las decisiones pendientes, sobre la continuidad de la relación, la separación o el cambio y el reencuentro.

ENLACES

Escuela Española de Terapia Reichiana (Es.Te.R.)   http://www.esternet.org

Xavier Serrano Hortelano   http://www.esternet.org/xavierserrano

Joan Vílchez Cambronero  http://www.joanvilchez.com

BIBLIOGRAFÍA

– Balint, M. (1972): Psicoterapia focal. Gedisa, 1986.

– Bellack-Siegel (1983): Manual de psicoterapia breve intensiva y de urgencia. Manual Moderno, 1986.

– Bellak y Small (1970): Psicoterapia breve y de emergencia. Editorial Pax. México.

– Braier, Eduardo (1981): Psicoterapia breve de orientación psicoanalítica. Edit. Nueva Visión. Buenos Aires.

– Coderch, Joan (1978): Teoría y técnica de la psicoterapia psicoanalítica. Editorial Herder,1988.

– Davanloo, H. (1992): Psicoterapia breve. Madrid. Editorial Dorsi. Madrid.

– Freud, S. (1905): Sobre psicoterapia. Obras completas, Tomo I.

– Kesselman, H. (1970): Psicoterapia breve. Editorial Kargieman, Buenos Aires.

– Malan, D. H. (1974): La psicoterapia breve. Publicado por el Centro editor de América Latina, en Buenos Aires.

Navarro, Federico (1990): Metodología de la Vegetoterapia Caracteroanalítica a partir de Wilhelm Reich. Ed. Publicaciones Orgón, de la Escuela Española de Terapia Reichiana (Es.Te.R.) Valencia, 1993.

Navarro, Federico (1989): La Somatopsicodinámica. Sistemática reichiana de la patología y de la clínica médica. Ed. Publicaciones Orgón, de la Es.Te.R. Valencia.

– Navarro, Federico (1997): La somatopsicodinámica de las biopatías. Ed. Publicaciones Orgón, de la Es.Te.R. Valencia.

– Pinuaga, Maite S. y Serrano, Xavier (1997): Ecología infantil y maduración humana. Publicaciones Orgón, de la Es.Te.R. Valencia.

– Raknes, Ola (1970): Wilhelm Reich y la Orgonomía. Ed. Publicaciones Orgón, de la Es.Te.R. Valencia, 1991.

– Reich, Wilhelm (1949): Análisis del carácter. Ed. Paidós. Buenos Aires, 1979 / Barcelona, 2005.

– Reich, Wilhelm (1942): La función del orgasmo. El descubrimiento del orgón. Vol. 1. Ed. Paidós. Buenos Aires, 1955 / Barcelona, 2010.

Reich, Wilhelm (1948): La biopatía del cáncer. El descubrimiento del orgón. Vol. 2. Ed. Nueva Visión. Buenos Aires, 1985.

– Reich, Wilhelm: La revolución sexual. Ed. Planeta, 1985.

– Reich, Wilhelm: El Asesinato de Cristo. Ed. Bruguera. Barcelona, 1980.

– Reich, Wilhelm (1967): Reich habla de Freud. Ed. Anagrama. Barcelona, 1970.

– Reich, Wilhelm: Psicología de masas del fascismo.  Ed. Bruguera, 1980.

– Sanchez-Barranco, A. (1995): Psicoterapia dinámica breve: introducción teórica y técnica. Repisa Libros. Sevilla.

– Serrano, Xavier (2007): La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica (PBC). Una respuesta psicosocial al sufrimiento emocional. Ed. Biblioteca Nueva. Madrid.

– Serrano, Xavier (2011): Profundizando en el Diván Reichiano. La Vegetoterapia en la Psicoterapia Caracteroanalítica. Ed. Biblioteca Nueva, Madrid.

– Serrano, Xavier (1990): Sistemática de la Vegetoterapia caracteroanalítica de Grupo. Revista Energía, Carácter y Sociedad. Publicaciones  Orgón, de la Es.Te.R., volumen 8 (2). Valencia.

– Serrano, Xavier y cols. (1997): Wilhelm Reich, 100 años. Ed. Publicaciones Orgón, de la Es.Te.R. Valencia.

– Serrano, Xavier (2001): Al alba del siglo XXI. Ensayos Ecológicos Postreichianos. Ed. Publicaciones Orgón, de la Es.Te.R. Valencia.

– Serrano, Xavier (1994): Contacto-vínculo-separación. Sexualidad y autonomía yoica. Ed. Publicaciones  Orgón, de la Es.Te.R. Valencia.

– Serrano, Xavier (1989): Disfunciones sexuales ó Disfunción del Orgasmo a partir de W. Reich. Revista Energía, Carácter y Sociedad. Publicaciones Orgón, de la Es.Te.R., volumen 7 (2). Valencia.

– Serrano, Xavier (1992): El orgonterapeuta y la sexología clínica. Revista Energía, Carácter y Sociedad. Publicaciones  Orgón, de la Es.Te.R., volumen 10 (1 y 2). Valencia.

– Sifneos, P. E. (1992): Psicoterapia breve con provocación de angustia. Editorial Amorrortu, 1993.

– Wolberg, L. y cols. (1965): Psicoterapia breve. Gredos, 1968.

 

Cuadro:  “Estrellitas”  de  Teresa  Maestre
Joan Vílchez-PSICÓLOGO–SEXÓLOGO-PSICOTERAPEUTA en Valencia-Psicoterapia Breve Caracteroanalítica / Teresa Maestre- Estrellitas

JOAN VÍLCHEZ-PSICÓLOGO–SEXÓLOGO-PSICOTERAPEUTA
EN VALENCIA / TERESA MAESTRE – ESTRELLITAS /
LA PSICOTERAPIA BREVE CARACTEROANALÍTICA-(PBC).
TERAPIA PSICO-CORPORAL, DESARROLLADA EN LA
ESCUELA ESPAÑOLA DE TERAPIA REICHIANA (ES.TE.R)

Share Button